Posteado por: Preludios de Debussy | 19 octubre, 2007

Biografía de Debussy

BIOGRAFÍA DE DEBUSSY 

Claude-Debussy fue la figura más relevante dentro del movimiento impresionista en el ámbito musical (aunque él odiaba esta consideración porque no le gustaban las etiquetas), y es considerado el más importante compositor de principios del siglo XX.Su música, inspirada en el movimiento pictórico de época, suena como las pinceladas sueltas que vistas dentro del conjunto resultan una espléndida y magnífica figura. Pero también tiene relación con la literatura de la época (Virginia Woolf,Oscar Wilde, Bertrand Russell, etc.), ya que sus creaciones alcanzan un elevado tono poético. Entre todas sus obras se destacan sobre todo los 24 preludios para piano. En cuanto a su técnica, lo más destacable de él es que si bien escogía cada nota con milimétrica precisión, el sonido que generaba, y que buscaba, daba la sensación de descuido y premura, de frescura y de improvisación.

Nació en Saint-Germain-en-Laye, cercano a París, el 22 agosto 1862. Tuvo una difícil infancia debido a la gran miseria la que vivía a pesar de la tienda en la que trabajaba padre y el trabajo de costurera de su madre. Pero por suerte es acogido en la casa de un hombre rico, Achille Arosa, y gracias él puede comenzar a estudiar piano y solfeo. Su primera profesora de piano, discípula de Chopin se da cuenta de su talento y con tan sólo diez años, en 1872, ingresa en el Conservatorio de París. Debussy quería convertirse en un virtuoso del piano, pero pronto empieza a chocar sus profesores por su libre interpretación de la música y suspende los exámenes de piano en 1878 y 1879. Sus primeras composiciones se ven claramente influidas por Fauré y Chabrier, así como más adelante será Wagner, aunque Debussy lo negara, su punto de referencia. En 1880 se hace cargo de las clases de composición de Ernest Guiraud, lo que le hace ganar en 1883 el segundo puesto del Prix de Rome, y el primer puesto al año siguiente con su cantata “El hijo pródigo”. Este premio le permitió estudiar en Roma durante tres años en la Villa de los Médici. En esta época se crean en sus modificaciones para que la música se adaptara, según palabras, a las efusiones líricas del alma de la fantasía de los sueños.

De 1879 a 1882 trabajó como pianista particular en la residencia Madame Nadezhda Filaretovna von Meck, para la que también trabajaba anteriormente. Esta señora, viuda un ingeniero ruso, tenía en un su castillo de Chenonceau un trío de jóvenes músicos: un pianista, un violinista y un violonchelista. Tenían que tocar música, así como todas las obras de cámara de Tchaikovsky, mientras Debussy improvisaba piano de acuerdo a los gustos de su señora. Además lecciones de piano a sus hijos y acompañaba todas las actuaciones vocales e instrumentales que se daban en casa. El verano Madame von Meck viajaba a Viena, Venecia, Moscú y llevaba con ella a su pianista. En Viena fue donde acudió a una representación de la ópera de Wagner, dirigida Hans Richter. Dicha obra le produjo un enorme impacto y fue muy alabada por él, ya que su cromatismo le ofreció un nuevo punto de vista de la armonía tonal. La década de los noventa fue la más próspera en lo que a composición se refiere, y termina con una obra cumbre: su ópera Peleas y Melisenda. En 1888-89 frecuentó el Bayreuth Festspielhaus, donde se representaban los grandes dramas de Wagner. Al principio Debussy se sintió fascinado por la música de Wagner, pero más tarde rechazó el acercamiento a la música romántica alemana. Pero, a pesar de todo, la influencia de Wagner es evidente en algunas de sus obras, como en “La damisela elegida” (1888) o en sus famosos “Cinco poemas de Baudelaire” (1889). Ese mismo año, 1889, Debussy se casa con una modista, Rosalie Texier.

La década de los noventa fue la más próspera en lo que a composición se refiere, y termina con una obra cumbre: su ópera Peleas y Melisenda. Estaba basada en un drama simbolista del belga Maeterlinck, y fue estrenada en la “Opera-Comique” en abril de 1902. Fue criticada por su decadente melodía, pero su intensidad y la sutileza de sus matices la convirtió en un éxito internacional. Debussy actuó como director de orquesta para las representaciones en las capitales de Europa, y escribió artículos que ayudaron a cimentar su reputación. Durante esta década buscaba la compañía de poetas y pintores impresionistas, lo que se refleja en sus obras. Un ejemplo es su primer trabajo orquestal; “Preludio a la siesta de un fauno” (1892-1894), basada en un poema de su amigo el poeta simbolista Stéphane Mallarmé. Esta obra estableció las bases de la música impresionista e inició la etapa más fructífera del compositor, ya que tras ella las suites orquestales; “Nocturnos” (1893-99) “El Mar” (1906-1909). Compone también “Suite Bergamasque” (1890-1905), famosa por contener la más conocida obra del pianista: “Claro de Luna”.

En 1904 abandona a su mujer Rosalie por una cantante amateur casada un banquero parisino, Emma Bardac. Se casaron en 1908, tres después del nacimiento de su hija, Claude-Emma. También es la época en la que realiza sus obras piano de mayor importancia como los dos libros de “Preludios” (1910-13), cuyas obras poseen imaginativos títulos como Hojas muertas o Lo que vio el viento del Oeste, o la “Suite de la Esquina de los Niños”, dedicada a su hija (1906-08). En 1911 compone la música de acompañamiento de; El martirio de San Sebastián, un año más tarde el ballet Juegos y en 1913 “Tres poemas de Mallarmé” donde nuevamente rinde tributo a su admirado amigo. Al comienzo de la Primera Guerra Mundial decidió no seguir componiendo por respeto a los caídos, pero tras un año de silencio decidió continuar porque creía que era con lo único con lo que podía contribuir. Así realiza en esta época sus “Estudios” (1915-16), dos libros cuyas obras tratan cada una de ellas un problema distinto de la técnica del piano (entrenamiento de dedos, etc.) Poco a poco se fue debilitando debido a un cáncer rectal, pero continuó componiendo hasta el final. Su última obra “Sonata para violín y piano” fue estrenada en 1917 con el propio Debussy como ejecutor de la pieza

Finalmente murió durante el bombardeo de París en la última de los alemanes, en marzo de 1918. Las circunstancias de su muerte, en pleno ataque aéreo, impidieron un funeral público.

Anuncios

Responses

  1. Mira que yo soy más de Bach y Chopin…pero es que Debussy es irresistible


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: