Posteado por: Preludios de Debussy | 19 octubre, 2007

8. Ondine

ONDINA

Esta hermana injustamente desconocida de la Ondina raveliana, aparece entre los coleteos de verdaderos peces (Scherzando, en re mayor, 6/8). Traviesa, juega con las olas, “Chorreante, tentadora y desnuda” (A. Cortot) y seguidamente intente seducir a algún humano (pedal de mi bemol), languidece y sueña sobre la arena sintiendo no poder ser mortal, con este tema central de una melancolía un poco irritante debido a los roces de segundas; pero después de una muy clásica gradación sobre un pedal de dominante, cuya malvada aspereza expresa su despecho, desaparece con una pirueta, convertida en espuma marina… Este final debe verse muy claro por parte del intérprete, con esa breve resaca que enmascara la huida de la ondina volatilizada. La pieza difiere considerablemente de la de Ravel, sobre todo porque no tiene ningún virtuosismo y todos los pasajes forman parte de su sustancia musical. El modo hexafónico mi bemol- fa sostenido- sol- la- si bemol- re bemol; se inscribe con una insidiosa facilidad en la tonalidad de re mayor. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: